Hola!

Mi nombre es Yolanda González Cid.

Un par de años antes de licenciarme en Ciencias Biológicas me fue diagnosticada una enfermedad crónica dentro de la medicina ortodoxa. No se trataba de una patología grave pero acarreaba una tratamiento farmacológico "de por vida".  Intenté los tratamientos que la medicina tradicional me ofrecía, pero la mejoría era inapreciable y los efectos adversos muy notables.

De manera que busqué otras alternativas gracias a la experiencia vivida por personas cercanas que habían probado “otras disciplinas terapeuticas”. Resultó que tomando un tratamiento homeopático mi “enfermedad crónica” se curó. Aquí comenzó este nuevo camino en mi vida.

Primero fui paciente de las terapias naturales y posteriormente comencé a trabajar y formarme en este mundo.

He sido muy afortunada ya que he vivido valiosísimas experiencias en todos los ámbitos en los que me he desarrollado dentro de las disciplinas naturales (como paciente, como propietaria de un herbolario, como terapeuta, como formadora,..)

Muchos de nosotros buscamos métodos más naturales de mantener y retornar a la salud; y con el tiempo, descubrimos que es algo más que tomar “compuestos naturales”. Lo realmente poderoso y sanador es vernos y  ver el mundo dentro de una visión global, holística y unitaria.

Y así, desde esta visión es posible  vivir, comprender y aceptar TODO:  la salud, la enfermedad, las relaciones personales, el mundo interno, el mundo externo,….

Así, tras formarme y ejercer en naturopatía, reiki, homeopatía, terapia floral, aromaterapia,….y en lo que la vida me acerca y resuena conmigo, comencé también a compartir todo lo aprendido y experimentado. Y es que ambas facetas me apasionan. Las considero un privilegio. Poder formar parte del camino personal de  quien confía en mí, tanto para buscar medios más respetuosos para su salud como para conocerse y desarrollar su existencia en el camino de la paz.

Qué es Viento y Calma

Paralelamente a mi actividad como naturópata y terapeuta energética, he compartido mis conocimientos y experiencias en cursos y talleres durante más de diez años.

La Escuela Itinerante Viento y Clama nace con la idea de concretar esta actividad con algunos aspectos nuevos que se han ido incorporando a mi vida.

La ilusión es la misma. Compartir esos conocimientos y experiencias en distintos ámbitos y para cualquier persona (público en general, familias, formadores, profesionales de cualquier área de la salud, terapeutas) simplemente ahora lo organizo para que pueda ser itinerante. Es lo que quiere mi ser y la vida me facilita, moverme con el VIENTO pero en CALMA.

Así, con los conocimientos adquiridos que ya conocéis y las herramientas de otras disciplinas que me han enriquecido enormemente (Qi Gong, meditación, yoga, tarot evolutivo, Un curso de milagros, feng shui) me pongo en marcha en esta andadura con el propósito de que las actividades que compartamos nos nutran y sean beneficiosas para todos los que participemos en ellas.

Para la tradición maya, el VIENTO simboliza la comunicación, el espíritu y el aliento divino. También habla de la integración de lo que parecen partes separadas para caminar hacia la unidad, así como la comunicación de todo el proceso.

Y en esa visión también está este proyecto. En la integración de todas las herramientas y disciplinas que el Universo pone a nuestro alcance para llevar una vida más plena y para que cada cual las haga suyas y las integre en su vida personal y/o profesional.

Pues esto es el VIENTO!!!!

Y su antónimo es la CALMA!!!

La CALMA que permite la observación de lo que nos rodea con el desapego suficiente para comprenderlo todo, aceptarlo y seguir el camino.

Integrar ambos en un equilibrio dinámico que permita conocernos y respetarnos cada día más.

Esta es mi propuesta, la propuesta de VIENTO Y CALMA.